spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
Más

    Listo el Congreso Panamericano de Seguridad Privada en México

    on

    |

    comments

    Gabriel Bernal Gómez, presidente de la Asociación Mexicana de Seguridad Privada (AMESP), comentó que durante los últimos cinco años el sector de seguridad privada en el país ha crecido en un 25%, descontando la suspensión de muchas actividades del sector consecuencia de la pandemia Covid-19.

    México vive tiempos desafiantes en materia de seguridad pública. La alta incidencia de eventos delictivos en distintos frentes hace de la industria de la seguridad privada un sector habilitador de los negocios en México y en la región latinoamericana, destacó.

    Es por ello que la AMESP, a nombre de la Federación Panamericana de Seguridad Privada (FEPASEP), convoca al 17 Congreso Panamericano de Seguridad Privada, el cual se llevará a cabo en la Ciudad de México, del 15 al 18 de mayo próximos, cuyo objetivo es que empresarios, autoridades y clientes en general de México y América Latina, intercambien ideas y mejores prácticas para evolucionar la oferta de valor del sector incorporando tecnología digital, innovadores modelos de profesionalización y el desarrollo de esquemas de servicio híbridos.

    Bernal Gómez explicó que los esquemas híbridos consisten en la oferta de servicios que incluyan guardias capacitados más soluciones tecnológicas como cámaras inteligentes, uso de inteligencia artificial para el desarrollo de estrategias específicas, análisis de datos digitales, patrullajes con drones + GPS, entre otras.

    Asimismo, destacó el presidente de AMESP, es importante reflexionar en torno a la modernización de la Ley de Seguridad mexicana a partir de las experiencias de países pares porque la actual es obsoleta para las necesidades del país.

    Gabriel Bernal comentó:

    “La ley de seguridad en México tiene más de 14 años de antigüedad. La evolución de la tecnología y la sofisticación operativa del crimen organizado obligan a que se legisle en esta materia a efecto de tener un sector mucho más ágil y coordinado con las autoridades. Es increíble que haya una ley federal y 31 leyes estatales distintas que obliguen a las empresas de seguridad privada con cobertura nacional, a tramitar más de 50 permisos para poder operar”, enfatizó. 

    “La AMESP juega un papel fundamental en la agenda legislativa nacional, junto con otras asociaciones, pugnando para crear una ley de seguridad nueva que responda a las expectativas de los clientes en una coyuntura que demanda soluciones híbridas y mejores sinergias con las autoridades”, comentó.  

    El presidente del organismo cúpula de la seguridad privada nacional destacó que a la fecha “el sector representa el 1.8% del PIB y es uno de los 10 empleadores más fuertes en México si se considera solo a la gente encargada de traslado de valores, blindaje, alarmas, investigadores, ciberseguridad, entre otros.

    Al englobar al personal administrativo es el cuarto lugar, muy cerca del retail con más de 800 mil empleados.

    Comparte
    Tags

    Te puede interesar

    Artículos recientes

    Noticias relacionadas