spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
Más

    La travesía del transporte de alimentos perecederos en México

    on

    |

    comments

    En el fascinante universo del transporte de alimentos perecederos en México, la cadena de frío se erige como el hilo conductor para asegurar que productos como pescados y mariscos lleguen en óptimas condiciones a sus destinos.

    El transporte adecuado de alimentos, especialmente aquellos que demandan una temperatura regulada, desempeña un papel crucial en la distribución de alimentos perecederos frescos como lo son los pescados y mariscos.

    Para Thermo King, líder en soluciones de control de la temperatura del transporte sostenible y una marca estratégica de innovador climático global Trane Technologies (NYSE: TT), el envío de artículos fríos como los mariscos requiere vehículos especializados con temperatura controlada, pues unos pocos grados, pueden estropear cualquier envío en cuestión de minutos.

    De acuerdo con la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, en México durante el 2023, se produjo más de 1 millón 900 mil toneladas de especies pesqueras y acuícolas, que representaron más de 42 mil 100 millones de pesos; siendo los estados Baja California, Baja California Sur, Nayarit, Sinaloa y Sonora los principales productores y proveedores.

    Expertos en cadena de frío señalan que, al ser la región noroeste del país la principal proveedora de estos productos, para lograr su exitosa distribución a otros estados se exigen soluciones eficientes. “El arte de mantener la cadena de frío intacta se convierte en un desafío logístico, por ello, mediante un enfoque integral, desde la captura en el mar, hasta la llegada a la mesa, se debe garantizar que cada eslabón de la cadena contribuya a preservar la frescura y la calidad de los alimentos para salvaguardar la salud de los consumidores finales”, aseguró José Carlos Gómez, director de ventas y operaciones de Thermo King LATAM.

    El envío de mariscos exige precisión y experiencia, y es clave garantizar que la captura permanezca fresca o adecuadamente congelada durante el tránsito, por lo que este proceso implica una cuidadosa regulación de la temperatura, el uso de servicios especializados de carga refrigerada y el cumplimiento de estrictos protocolos de embalaje.

    Pasos cruciales en la cadena de frío en alimentos perecederos

    Captura y almacenamiento: Desde el mismo momento de la captura en el mar, se inicia un cuidadoso proceso de almacenamiento a bajas temperaturas para asegurar que los pescados y mariscos mantengan su frescura original.

    Embalaje especializado: La selección de envases y embalajes especializados es esencial. Estos deben ser capaces de mantener la temperatura óptima y proteger los productos de condiciones externas que podrían comprometer su calidad.

    Transporte eficiente: El uso de vehículos específicos para el transporte de alimentos a temperatura regulada cobra relevancia. Sistemas de refrigeración avanzados y monitoreo constante garantizan que la temperatura se mantenga constante durante todo el trayecto.

    Monitoreo en tiempo real: La implementación de tecnologías de monitoreo en tiempo real permite a los involucrados rastrear la ubicación y la temperatura de los productos en tiempo real, identificando y corrigiendo cualquier desviación de los estándares establecidos.

    Distribución y Entrega: La colaboración estrecha entre productores, transportistas y minoristas se intensifica en esta etapa. La transparencia en la cadena de suministro garantiza que cada eslabón cumpla con los requisitos necesarios para preservar la cadena de frío.

    Temporadas como la cuaresma representan para México una época muy puntual de consumo de pescados y mariscos, por lo que la cadena de frío debe garantizar la preservación de la integridad del producto en todo momento. “Como empresa líder mundial en soluciones para la cadena de frío, nos aseguramos de transportar productos de temperatura crítica a personas de todo el mundo, de manera segura y eficiente, mediante soluciones de almacenamiento y transporte conectadas de extremo a extremo a lo largo de la cadena de frío; bajo nuestro enfoque y tecnología, buscamos siempre salvaguardar la integridad de todos los involucrados”, finalizo José Carlos Gómez.

    En un país donde la riqueza de sus mares se refleja en su gastronomía, el cuidado en la distribución de alimentos perecederos frescos no solo es una necesidad logística, sino un compromiso de productores, proveedores y operadores logísticos, con la excelencia culinaria y la satisfacción del paladar del consumidor.

    Los mariscos correctamente embalados y enviados rápidamente darán como resultado una experiencia deliciosa; el envío de grandes cantidades de mariscos plantea muchos obstáculos logísticos, sin embargo, asociarse con expertos en logística de la cadena de frío puede reducir las dificultades y conducir a una navegación fluida para los transportistas de mariscos.

    Comparte
    Tags

    Te puede interesar

    Artículos recientes

    Noticias relacionadas