spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
Más

    Equilibrio es la clave del éxito sin importar ser hombre o mujer

    on

    |

    comments

    Arlette Balderas, llegó hace nueve años a la empresa TIP México, es la actual directora de operaciones para el segmento de Autos.

    En entrevista nos cuenta las claves que la han llevado al éxito, nos comparte sus aprendizajes, retos y futuros planes en una industria comandada principalmente por los hombres.

    Su ingreso a TIP México

    Su estancia en la empresa ha estado repleta de retos, proyectos y crecimiento.

    Con entusiasmo platica que casi llegó a construir el área de operaciones, un área que va desde la asesoría, la compra, la entrega de los vehículos, entre otros.

    Su labor consiste en llevar al cliente durante la vida del contrato en todo lo que se requiera, un acompañamiento completo con el cliente, dice.

    Cuando comenzó a colaborar con TIP, contaban con 86 autos, ahora suman más de 13 mil y 13 mil remolques, en total 26 mil activos.

    Lee también: Fruehauf y su relación comercial con TIP México

    El mayor aprendizaje

    Uno de sus mayores aprendizajes en este camino de la mano con TIP, dijo que no importa si eres hombre o mujer, que, si se tiene un objetivo y donde se quiera estar, se puede hacer, sin la diferencia de género.

    No hay límites para el género

    Segura de sí, dijo que una persona llega a donde quiere llegar y si quiere, se logra por un tema de convicción personal, de desarrollo y un tema de resultados.

    “En TIP nos basamos mucho en resultados y objetivos, se analizan las habilidades y los valores con los cuales se logró ese objetivo”.

    “Para mí, en toda esta trayectoria y conforme he ido trabajando a lo largo de mi vida y con el mismo mercado, te das cuenta que es y ha sido un tema de paradigma”.

    “Lo que me llevo es que da igual el giro y el sector que quieras, si lo quieres lograr puede darse”, comenta.

    El gran reto

    Sin dudar dice que el tema de Covid-19 ha sido uno de los mayores retos tanto a nivel profesional como personal, ya que se toparon en un punto donde las dos áreas convergen y hay que hacer un mix entre todos esos espacios sin descuidar ninguno de sus objetivos, en ninguno de sus roles.

    “A final de cuentas, para mis hijos yo soy la mamá y no la directora de operaciones, y para TIP México, soy la directora de operaciones y no la mamá, es decir, de un lado y del otro se tienen que cumplir con obligaciones”.

    “El reto ha sido estar en COVID con un presión de tener que llegar a los números, pero no hay existencia de producto, por temas obvios de disponibilidad, pues aunque hay demanda, pero no disponibilidad de producto, así que de alguna manera estamos atados y entonces se tiene que meter más estrategia, más canales de comunicación, liderar con tu equipo de trabajo otras dinámicas que ahora ya no se pueden hacer físicamente, pero sí en línea, mantener una línea de comunicación con el área de ventas, con el cliente final, a quien no se le puede descuidar”.

    Lee también: Así fue la octava Fiesta TIP México 2021

    Buscar el equilibrio

    “Llega un momento de búsqueda de equilibrio para lograr llegar a los resultados, tanto los que espera el cliente, como los que espera la empresa y como uno los espera de manera personal, logres ese equilibrio”.

    Enfatizó que el reto más fuerte ha sido encontrar el equilibrio, donde no se descuide ninguna de las partes y donde todo salga satisfactoriamente, tanto de un lado profesional como personal.

    “Sin duda creo que independientemente de ser hombre o mujer, tenemos que estar bien con nosotros mismos para que todo lo demás fluya”.

    El momento más retador de su carrera profesional

    Fue el tema COVID, ya que fue una mezcla de todo en el mismo lugar con un reto que conlleva el exterior con las unidades, donde hay que motivar al equipo, tener liderazgo y comunicación para no soltar la operación y lograr las metas.

    Hoy y ahora

    Gracias a la pandemia logró cumplir uno de sus sueños, que fue tocar el saxofón.

    Encontrar un espacio para ella que la aliente y que le lleve a ese equilibrio que siempre ha buscado.

    “El pensar que tal vez mañana se acabe el mundo, me hizo pensar en hacer cosas con las que me vaya tranquila”.

    Qué la mueve

    Buscar cosas que la llenan emocionalmente, que le emocionan y la cargan de energía, para decir, es momento de seguir.

    “En TIP hemos gestionado la parte de planeación y lo enfocamos con el equipo, partimos de los objetivos anuales donde sabemos qué vamos a lograr”.

    “Entre todos los directores para reponer todos los resultados esperados y de ahí cada uno nos vamos anualmente hacemos una junta de planeación, unos meses antes del cierre de año”.

    “Mi equipo y yo nos conectamos una vez al mes para lograr la empatía y llegar a nuestros objetivos a corto, mediano y largo plazo”. 

    En este primer trimestre se acercan mucho con el cliente para darle resultados del comportamiento de la flota y lo que sucedió con la flotilla del año anterior, y con base en los números, toman decisiones y mejoran la comunicación.

    Ser mujer en sector del arrendamiento

    “Es padrísimo en el sentido de saber que aportas, porque uno ve que casi no hay mujeres, pero ya empieza a haber y ser parte del cambio es padre”.

    Aunque hasta hoy, asegura que no ha sufrido por temas de discriminación por ser mujer.

    “Está padre poder tener un rol directivo y que pueda seguir moviendo esto siendo mujer cuando ves que los demás no tienen a tantas”.

    “Pero a lo mejor no es un tema de que no se pueda, sino de paradigmas”.

    “El equilibrio es importante, tanto la parte femenina como masculina se necesitan para hacer un buen equipo”.

    Siguientes pasos

    TIP México, al ser una empresa que pertenece a un fondo de inversión, empujan mucha energía, muchos productos y muchas tendencias, tienen un reto diferente cada día y siempre tienen proyectos nuevos.

    “Me veo en la parte de staff y tal vez más adelante en la parte de consejo, para aportar tal vez al fondo donde pertenecemos”.

    “Eso hace que nos movamos más rápido y con más innovaciones, algo que no nos deja caer en la monotonía”.

    “Seguir con la empatía entre mujeres, lo seguiremos haciendo. Las mujeres que estén interesadas en este segmento, pueden crecer sin ningún problema”.

    Finalmente dijo que, “no hay ninguna barrera, simplemente un tema de objetivo y de querer estar y poder”.

    Formación

    Arlette Balderas estudió relaciones industriales en la Universidad Iberoamericana, cursó un diplomado en el IPADE, y un diplomado en finanzas en el Tec de Monterrey. Y una orgullosa mamá de dos pequeños.

    Comparte
    Tags

    Te puede interesar

    Artículos recientes

    Noticias relacionadas