spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
Más

    Empresas de alían y crean Hubs de Movilidad Eléctrica

    on

    |

    comments

    La electromovilidad ha cobrado un protagonismo creciente en todo el mundo, y México no es la excepción. Conscientes de la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y promover un transporte más limpio, diversos actores en el país han apostado por el impulso de los vehículos eléctricos (VE’s). Sin embargo, a pesar de los avances, todavía existen importantes limitaciones que obstaculizan su adopción masiva en el país.

    Problemáticas observables

    Por ejemplo, la infraestructura de carga insuficiente es uno de los principales desafíos, pues la falta de una red de puntos de carga pública adecuada es una limitante que genera incertidumbre en diferentes niveles, desde el usuario particular, hasta las empresas de transporte de mercancías, pasando por el transporte público masivo y las flotas de servicios públicos.

    Aunque ha habido un aumento en la instalación de estaciones de carga, especialmente en ciudades principales, aún no se cuenta con una cobertura suficiente para satisfacer la demanda en todo el país, lo que limita la autonomía y por ende la conveniencia de los conductores de VE’s.

    De acuerdo con XC Power, hoy en día el país tiene un mercado en déficit, pues de los 15,400 puntos de carga que se necesitan en todo el territorio, sólo contamos con 3,723. De continuar así, para 2026 tendremos una cobertura de 26.7% con tan sólo 7,278 puntos de carga de los 27,231 que se deberían tener para satisfacer la demanda.

    Otro punto que desincentiva la electrificación de la movilidad es la recarga publica gratuita, pues al no existir cargadores con la capacidad de cobrar la energía que suministran, la administración de los sitios en donde se encuentran instalados termina por absorber los costos de suministro eléctrico, lo que los motiva a desconectarlos definitivamente.

    Además, la mayoría de los puntos de carga existentes no cuentan con tecnología que permita monitorear el correcto funcionamiento de los cargadores, poniendo en riesgo los sistemas eléctricos de los autos que recargan e incluso derivando en problemas de seguridad para los usuarios.

    Por otra parte, los costos de adquisición elevados frenan la decisión de compra de vehículos 100% eléctricos, y aunque estos tienen costos de operación más bajos a largo plazo en comparación con los autos de combustión interna, el precio inicial sigue siendo un obstáculo para muchos consumidores mexicanos, dificultando su accesibilidad para un segmento importante de la población.

    Sin embargo, en cuestión de la oferta, se espera que el mercado crezca a pasos agigantados, pues de acuerdo con el Área de Inteligencia de Negocios de Directorio Automotriz, México habrá producido alrededor de 221,970 vehículos eléctricos al término del presente año, lo que representaría un aumento del 179% con respecto al 2022. 

    Un fenómeno curioso es precisamente la reducción de los precios que tendrá lugar gracias a la gran oferta de modelos eléctricos en los próximos años, ya sea por los vehículos ensamblados en el país de las marcas que ya todos conocemos como BMW, Mercedes Benz, GM, Ford, Volvo, entre otros.

    O por los nuevos modelos procedentes de China, que están tomando fuerza y presencia entre el público mexicano, como JAC, BYD y FOTON.

    Foto. Erika Castro.

    De acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la venta de autos 100% eléctricos en México se elevó 394% al cierre del 2022, cuando la industria colocó 5,631 unidades contra 1,140 autos en el 2021.

    Por último, la escasez de incentivos fiscales y políticas públicas a representado un estancamiento en la transición de la electromovilidad, pues a pesar de los beneficios ambientales y económicos asociados a estas tecnologías, el marco de incentivos fiscales y políticas públicas en México aún no es lo suficientemente sólido. La falta de objetivos claros y medibles, así como de estrategias coordinadas, estímulos fiscales y no fiscales, y la inexistencia de regulaciones claras para la implementación de infraestructura de carga, desalienta la inversión y limita el crecimiento del sector.

    Todo esto hace de la electrificación de la movilidad un problema complejo que es imposible resolver de forma aislada, pues sus vertientes son numerosas y diversas que involucran un alto nivel de especialización de diferentes sectores.

    Hubs de Movilidad Eléctrica, una solución integral

    En un primer intento por romper paradigmas y apostar por modelos de negocio colaborativos que permitan mejorar la accesibilidad para todas las personas y garantizar el desarrollo de la industria en el país, un grupo de empresas han decidido tomar el liderazgo con un emprendimiento innovador llamado Hubs de Movilidad Eléctrica (HME), a través de una alianza estratégica con una visión holística y un objetivo común: hacer de la electromovilidad una realidad para todos.

    Mazmobi, una startup que ofrece renta de vehículos a través de su aplicación móvil bajo un esquema de suscripción o pago por uso.

    Como estrategia para incursionar en la movilidad eléctrica, se unió a diversas empresas para que se integraran a la idea de negocio colaborativo que pretende facilitar el acceso a VE’s para todos los sectores empresariales, en los HME se tendrán espacios, tipo estaciones, con diversas gamas de vehículos eléctricos tales como autos, camionetas, bicicletas, motocicletas y camiones de carga, para ser rentados por hora, día, semana o mes.

    Estos serán parte de una red, en donde los usuarios, puedan cargar sus vehículos y tener acceso a nuevas opciones de movilidad para realizar sus viajes reduciendo así su huella de carbono y sus costos de operación.

    Los HME, “Son la solución que romperá con la paradoja del huevo y la gallina en cuestión de Vehículos Eléctricos y Cargadores”, ya que, de acuerdo con lo presentado por Javier Amozurrutia, CEO de Mazmobi, hoy en día, tenemos la necesidad de migrar a los vehículos eléctricos, pero los usuarios, no los compramos por la falta puntos de carga publica y por el lado opuesto, las empresas de cargadores, fabrican un volumen estimado de los requerimientos que tendrá el mercado, esperando que se vendan más unidades para ampliar la instalación de los equipos.

    Foto. Erika Castro.

    A esta revolucionaria idea se sumaron otras empresas del sector como Bosch, que se suma como estrategia para su división de movilidad, para la parte de vehículos tenemos a Fotón con una gama de camionetas y camiones eléctricas, a Dark Bikla con e-Cargo Bikes, a Zynch con motocicletas ideales para mensajería.

    En cuanto a infraestructura de carga inteligente está XC Power.

    Otras empresas que se suman para cambiar la movilidad son la arrendadora TIP México como aliado estratégico financiero y Smartlease con soluciones flexibles de renta de camiones.

    Ellos estarán integrando sus soluciones al modelo de negocio y así ofrecer una propuesta 360° que finalmente atienda las limitaciones de este problema complejo.

    De esta manera Mazmobi será la plataforma a través de la cual las empresas podrán arrendar un vehículo eléctrico, XC Power ofrecerá la solución de carga ideal para que las unidades siempre se encuentren disponibles, Fotón ofrecerá sus camiones, Dark Bikla sus e-Cargo Bikes y Zynch sus motocicletas.

    Como parte de la presentación algunas de las empresas aliadas dieron su perspectiva de la electromovilidad, Pedro Escudero CEO de la XC Power, comentó que cuentan con un plan para la instalación de cargadores en todo el país y que sumarse a esta estrategia, les permitirá instalar sus equipos, en donde más se necesiten y así ofrecer una solución completa a sus clientes. 

    Foto. Erika Castro.

    De acuerdo con Eduardo Watty, vicepresidente de Soluciones y Servicios de Mobilidad de la Empresa Bosch, “Ser parte de los HME, es aprender a trabajar en conjunto, aún con tu competencia, para fomentar la movilidad eléctrica. Sabemos que hay mercado para todos y si colaboramos por impulsar este tipo de iniciativas, nos permitirá tener un crecimiento exponencial y que esta migración sea más rápida”.

    Foto. Erika Castro.

    Durante la presentación Mauricio Medina, CEO de TIP México presentó la estrategia que tienen para impulsar el uso de vehículos eléctricos entre sus clientes y comentó la importancia de participar con esta iniciativa como una estrategia clave para lograr crear una red de carga que se pueda utilizar en un futuro, además de la opción de poder rentar como autos sustitutos o temporales a través de los Hubs.

    Foto. Erika Castro.

    La alianza tiene claro que, para avanzar, la electromovilidad debe ser compartida, compacta y adaptarse bien a las nuevas tecnologías y plataformas digitales.

    Los empresarios comenzarán con la implementación de sus primeros Hubs en el transcurso de este 2023 y esperan que más empresas puedan sumarse para robustecer y ampliar el alcance de la solución. Gracias a la naturaleza del proyecto los aliados confían en que esta innovación será un parteaguas que permitirá fortalecer la relación y el ímpetu colaborativo entre las empresas del sector e incluso con las instancias gubernamentales.

    Comparte
    Tags

    Te puede interesar

    Artículos recientes

    Noticias relacionadas