spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
Más

    CHEP y su aporte a la transportación sostenible en LATAM

    on

    |

    comments

    La movilización de mercancías es uno de los procesos que mayor huella de carbono producen, pero es posible abatir su impacto con soluciones inteligentes y de economía circular en América Latina.

    Sin embargo, tanto en México como en Brasil -las principales economías de América Latina- muchas empresas aún se encuentran en las primeras etapas de automatización de sus cadenas de suministro, y es ahí donde pueden apoyarse en el sistema pooling para optimizar la eficiencia logística, sin preocuparse por cómo moverán sus productos.

    Global Data señala que en las empresas en Brasil sólo el 22% de ellas identifica los riesgos Ambientales, de Seguridad y Gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) de los proveedores con los que trabajan, por ejemplo, la contaminación ambiental, la escasez de materias primas y recursos naturales; aspectos que pueden controlarse mejor al contar con certificados de sostenibilidad.

    Estos indicadores también son una herramienta para que las compañías alcancen sus propios objetivos de sostenibilidad, al ayudar a informar sobre sus acciones sustentables cuando utilizan el modelo circular en sus cadenas de suministro y distribución.

    En el pooling de CHEP, los pallets se comparten y reutilizan dentro de una sólida red de productores, minoristas, transportistas y centros de servicio, ofreciendo una alternativa más eficiente y sostenible al intercambio tradicional de estas tarimas de transporte, lo que constituye los principios de la Economía Circular.

    Al fomentar la reutilización de sus más de 360 millones de pallets y contenedores, CHEP ayuda a las empresas a reducir su impacto ambiental, pues las compañías consumen menos recursos naturales, producen menos desperdicios y emiten una cantidad menor de dióxido de carbono (CO2) hacia la atmósfera.

    CHEP suministra los pallets necesarios, que son de alta calidad y están bajo una revisión continua para asegurar su óptimo estado, lo que permite a las empresas liberarse de la compra y sustitución constante de las plataformas.

    Las compañías tampoco tienen que preocuparse del almacenaje de pallets o de su subutilización: sólo pagan por lo que necesitan y con ello enfrentan un menor costo inicial, por lo que pueden elaborar presupuestos más predecibles.

    Otra ventaja del sistema Pooling es la reducción de millas vacías, es decir, los viajes innecesarios de camiones que devuelven pallets vacíos; en este caso no hay excedentes y, una vez utilizadas, las plataformas son enviadas a un centro de servicio cercano.

    Como están hechos de madera, un material renovable, sostenible y biodegradable, los pallets tienen menor impacto en el ambiente, pues son reutilizables, reparables y reciclables.

    No obstante, de acuerdo con Global Data, temas como la automatización de procesos y analíticas, aumentar la responsabilidad social, la sostenibilidad, el soporte posventa y logística, la integración de la ingeniería y la gestión del ciclo de vida del producto, son puntos que tienen poca atención por parte de las empresas en Latinoamérica.

    Y si las principales prioridades de las compañías son el aumento de la eficiencia, la gestión y reducción de sus costos y la economía circular, el sistema de CHEP es ideal para conseguir esos objetivos.

    Comparte
    Tags

    Te puede interesar

    Artículos recientes

    Noticias relacionadas